Razones para comprar una cerradura electrónica

Hoy en día las cerraduras electrónicas son bastantes demandadas a la hora de instalar una nueva puerta de acceso a una vivienda o local. Estas cerraduras electrónicas también son muy útiles cuando se busca conseguir un plus de seguridad.

A la hora de controlar la apertura y cierre de una puerta que ofrezca seguridad, se pueden encontrar distintos tipos de cerraduras:

  • La cerradura tradicional, que utiliza una llave para controlar la apertura
  • El cierre o cerradura mixta, que se compone de una parte tradicional o mecánica que necesita también de una llave, y otra parte electrónica.
  • La cerradura electrónica, que no necesita llave y únicamente necesita introducir un código digital para dar acceso a un recinto o no.

5 Ventajas de la cerradura electrónica

Las cerraduras electrónicas ofrecen un gran sinnúmero de ventajas respecto a las cerraduras mecánicas o convencionales:

  • Más segura. La cerradura electrónica permite incrementar la seguridad, respecto a las cerraduras tradicionales o mecánicas. Este tipo de cerradura cuenta con un mecanismo que bloquea la puerta en caso de intentar ser abierta por una persona no autorizada. También se bloquea cuando se intenta forzar la apertura mediante un taladro.
  • No se extravían las llaves. No tendrás que preocuparte si pierdes las llaves. O que alguien haga un duplicado de la misma o nos roben la llave.
  • Acceso autorizado limitado. Solo permite el acceso y se abre solamente con personas autorizadas.
  • Programable. Las cerraduras electrónicas permiten ser programadas con distintos códigos de acceso, diferentes para cada persona. Así, se puede regular qué persona entra a tu casa u oficina, qué días puede acceder, durante cuánto tiempo … Con esto se incrementará el control de quién está autorizado o no para entrar.
  • Para todo tipo de puertas. Puede ser instalada en casi todos los tipos de puertas, dependiendo del modelo de cerradura electrónica que elijamos.

En lo que se refiere a desventajas de este tipo de cerraduras, la más reseñable es que son más caras que las cerraduras mecánicas. Además, algunas personas todavía desconfían de la cerradura electrónica precisamente por el hecho de no tener una llave física. También por el temor a que puedan ser hackeadas.

Tipos de cerraduras electrónicas

En función de su sistema de apertura, en el mercado se pueden encontrar básicamente 3 tipos de cerraduras electrónicas:

  • Cerradura electrónica con llave: Se trata de una cerradura convencional que se abre o cierra con llave, pero que incorpora una pantalla en la que se puede configurar un pin de acceso o que permite leer la huella digital. Así la cerradura aporta un extra de seguridad al sistema.
  • Cierre con contraseña: Las cerraduras electrónicas permite el acceso o bloqueo de la puerta configurando una contraseña, código o pin. Son el tipo de cerradura electrónica más utilizado en viviendas particulares u oficina. Son sencillas de instalar y utilizar.
  • Con lector de huella digital: Este tipo de cerradura inteligente cuenta con una pequeña pantalla digital en la que puedes configurar los accesos para diferentes personas con su huella dactilar. Estas cerraduras son muy útiles en oficinas o empresas en las que se tiene que dar acceso a distintas personas.

Entradas recientes: