Tipos de cerraduras y cuál elegir para cada caso

En el mercado podrás encontrar una gran variedad de tipos de cerraduras, pero no siempre sabremos cuál es la que nos conviene, es por eso que aquí te vamos a enseñar los diferentes tipos de cerraduras para que puedas instalar la que más te conviene.

Tipos de cerraduras

Muchas de las veces no nos damos cuenta en el valor que tienen las cerraduras, y no solo hablamos del tipo de cerradura que deberías tener en la puerta de tu vivienda, local comercial u oficina, también nos referimos a la cerradura de una caja fuerte, de un aseo o de tu despacho.

Así que a continuación te daremos a conocer los principales tipos de cerraduras que hay en todos los contextos y las ventajas e inconvenientes de cada uno de ellos.

Cerraduras tubulares

Este tipo de cerraduras ofrece un sistema de apertura exactamente igual al que ofrece el propio picaporte. Esta cerradura es muy recomendable para despachos, habitaciones a las que se quiera prohibir el paso, trasteros, etc. Y una de las mayores ventajas que presenta es que se puede cerrar desde la parte interior de la estancia tan solo pulsando un botón.

Este tipo de cerraduras por lo general las encontramos en estancias públicas, para baños de establecimientos por ejemplo, etc.

Cerraduras de sobreponer

Este tipo de cerraduras se instalan en la parte exterior de la vivienda, es decir, la puerta de la vivienda que da a la calle. Son instaladas en la parte interior de la puerta lo que provoca que la mayor parte de la cerradura quede a la vista.

Es importante que conozcas que este tipo de cerraduras se suelen instalar complementándola con otras para dotarlas de una mayor seguridad, pues las cerraduras de sobreponer, por sí solas, son muy susceptibles de fallar con el «método de la palanca».

Cerraduras embutidas o empotradas

Las cerraduras embutidas o empotradas son las más utilizadas, sobre todo en las puertas de entrada de las viviendas. Puede hacer como cerradura principal ya que posee un alto nivel de seguridad. Pero en muchos casos suelen añadirle otros métodos complementarios para reforzarla, como por ejemplo la cerradura antibumping u otra que cuente con algún sistema de bloqueo.

Cerraduras cilíndricas o de perfil europeo

Este modelo es también bastante utilizado en las puertas de entrada a las viviendas. Tiene un sistema muy sencillo pero muy seguro. La llave se encarga de accionar el sistema levantando las pestañas de las que se compone el cilindro; en ese momento el cilindro abre automáticamente los sistemas de seguridad.

En la actualidad ya puedes encontrar cerraduras cilíndricas o de perfil europeo que contienen la tecnología antibumping, así evitaremos que los ladrones intentes acceder a la vivienda por este método. Tiene una muy buena relación entre calidad-precio.

Cerraduras multipunto

Hasta el día de hoy, estas cerraduras son ,as más seguras. Las cerraduras multipunto poseen un diseño muy altamente reforzado que evita, en la mayoría de las ocasiones, que la cerradura sea reforzada utilizando palancas.

Estas cerraduras disponen de una serie de anclajes a diferentes alturas de la puerta. Suelen colocarse en puertas blindadas y son perfectas para la puerta de entrada de una vivienda por el elevado grado de seguridad que aportan.

Cerraduras digitales

A diferencia de los demás tipos de cerraduras que hemos nombrado anteriormente, las cerraduras digitales no se suelen colocar en puertas de viviendas. Su principal objetivo es dar mayor seguridad a garajes, establecimientos públicos, hoteles, etc. Pero cabe recalcar que este tipo de cerraduras se abren a pasos agigantados para el uso de las puertas en entrada a las viviendas.

Entradas recientes: